Destete fisiológico

Se denomina destete al proceso de cambio de la dependencia del bebé de la producción de leche de la madre a otras fuentes de nutrición. El destete es un proceso complejo que supone ajustes nutricionales, microbiológicos y fisiológicos, y se puede producir en épocas.

 

 

En general, los bebés muestran signos de estar preparados para tomar sólidos en el segundo semestre de su primer año de vida. Además, desde el punto de vista de la nutrición es adecuado empezar a dar a los bebés alimentos que contengan hierro a partir de los seis meses. A esta edad, el hierro que necesitan supera el nivel de hierro que puede aportar la leche materna. Asimismo, alrededor de los doce meses los bebés necesitan más proteínas para poder crecer rápidamente de las que puede aportar la ingesta exclusiva de leche materna.

 

El proceso de destete puede ser iniciativa de la madre o del bebé. Se puede describir como el aumento del interés del bebé por otros alimentos y/o la pérdida de interés por la lactancia. Las causas de destete que más citan las madres son la pérdida de interés del bebé por el pecho y la insatisfacción con la ingesta exclusiva de leche materna.

 

Cambios fisiológicos durante el destete

Durante el destete se producen cambios en la composición de la leche y las glándulas mamarias. A lo largo de los tres meses posteriores al destete, el volumen de leche disminuye aproximadamente al 67 %, 40 % y 20 % del nivel basal. Durante este tiempo, la concentración de proteínas, sodio y hierro aumenta entre un 100 y un 200 %, mientras que la concentración de lactosa disminuye.

 

Dado que la leche deja de extraerse de los pechos de forma regular, las glándulas se hinchan y la producción de leche disminuye gradualmente. Los pechos se congestionan y los vasos sanguíneos se comprimen, con la consiguiente restricción de flujo sanguíneo y oxitocina al mioepitelio. Posteriormente, los alvéolos se dilatan y se aplanan hasta que se colapsan. El tejido glandular vuelve al estado de reposo y la cantidad de tejido adiposo aumenta. En esta fase, las glándulas mamarias regresan a un estado similar al anterior al embarazo y están preparadas para volver a desarrollarse del mismo modo en el siguiente embarazo. Probablemente el proceso de regresión o involución difiera mucho en función de si se produce un destete rápido o un destete lento que se alarga varios meses, aunque se han realizado pocos estudios en este campo.

 

Consejos generales para el destete fisiológico

Se recomienda sustituir gradualmente las tomas, empezando por una toma; después, se puede incrementar el número de modo que la segunda toma se sustituya en el momento opuesto del día (una toma por la mañana y otra por la noche).

A medida que se van introduciendo más sólidos, se puede mantener la lactancia a demanda, aunque la duración y la frecuencia de las tomas pueden disminuir.

Durante el destete, el bebé debe tomar los sólidos antes de alimentarse del seno materno.

El destete es una experiencia fisiológica y emocional a la vez: es normal que la madre se sienta un poco deprimida o triste ante la realidad de que está dando el pecho por última vez.

 

Resúmenes de estudios

Why mothers stop breastfeeding: mothers' self-reported reasons for stopping during the first year (en inglés)

Our goal was to determine why women stop breastfeeding at various times during their infant's first year. ...

Li R, Fein SB, Chen J, Grummer-Strawn LM (2008)

Pediatrics 122 Suppl 2:S69-76